+34 601272640 nirodhayoga@gmail.com

Organiza y facilita:

Escuela Nirodha y Aina Oliver

Inscripciones:                           

 +34601272640

Fecha:    

Viernes 24 de mayo

Horario:   

De las 18,30 a las 19,30h aprox.

Lugar:                                                   

NIRODHA.  Calle Antoni LLiteres, 4. 07013 La vileta. Palma.

Aportación:

APORTACIÓN ES VOLUNTARIA  y se destinará al mantenimiento de la sala y el centro.  En la entrada tendrás una cajita para que, de manera anónima, puedas dejarla.

 

Danzas circulares 

El origen de las danzas circulares, es mucho más lejano de lo que podemos imaginar. Los seres humanos, desde muy antiguo, practicaban este tipo de danzas bailando juntos alrededor del fuego, realizando rituales, celebraciones o iniciaciones.

Aproximadamente en los años 70’, Bernhard Woisen,  director y coreógrafo, decidió viajar por diferentes partes del mundo con la intención de conocer  las danzas circulares.  No buscaba su aspecto superficial sino aprender lo que significaban para las personas que las practicaban. Así fue como empezó a recopilar las danzas que había conocido en sus viajes y comenzó  a entender el significado espiritual de estas mismas.  Más tarde, llevó sus descubrimientos a Findhor, Escocia, y desde allí, este material se expandió por todo el mundo.

A veces, a las danzas circulares también se les ha llamado sagradas, no por pertenecer a una religión, sino  porque los pueblos ancestrales las usaban con un significado más profundo y espiritual.

Danzar en grupo trae beneficios tanto para las personas adultas como para los niños y las niñas. Este tipo de danza fomenta tanto la actividad como la relajación física y mental, ya que danzar en grupo permite que todos los participantes se “sincronicen” los unos con los otros, compartiendo una energía  que va mucho más allá de la danza.  Esto permite que los danzantes disfruten de  tranquilidad, paz y felicidad, sintiendo que son acogidos por el otro con amor, liberando tensiones, olvidando los problemas y las preocupaciones de la vida diaria.

En este tipo de danza también podemos cogernos de las manos,  cosa que  nos ayuda a salir de nuestro pequeño mundo y poder ver y sentir al otro con más cercanía y empatía.

Las danzas circulares implican un danzar sin palabras, más allá de los conceptos y de las exigencias, una fusión de energías, música y grupo.

Si estás buscando una experiencia en grupo, gratificante y sanadora, te invito, el próximo viernes 24 de mayo, a danzar con nosotras y nosotros!

Para participar, puedes inscribirte más abajo.

LA APORTACIÓN ES VOLUNTARIA y se destinará al mantenimiento de la sala y el centro. En la entrada tendrás una cajita para que, de manera anónima, puedas dejarla.